" " " "
 

Emergencias Dentales

¿TIENES UNA EMERGENCIA? ¿SIENTES DOLOR? ¡LLÁMANOS AHORA Y RESERVA TU CITA PARA EL MISMO DÍA!

¿NO TIENES SEGURO? NO HAY PROBLEMA.
OFRECEMOS EXTRACCIONES, ENDODONCIAS Y OTROS SERVICIOS URGENTES EN EL MISMO DÍA, PARA QUE TE LIBRES DEL DOLOR Y SIGAS CON TU VIDA

Emergencias Dentales

Dolor dental

Si sufres dolor de muelas o de cualquier otro diente, ¡llama a nuestra consulta inmediatamente! A menudo, los pacientes tratan de “pasar el mal rato”, esperando que desaparezca el dolor, y al final acaban gastando más dinero y están más tiempo sufriendo. Llámanos al primer signo de molestia para evitar complicaciones costosas y futuros problemas.

Hinchazón o absceso

Si las encías te duelen, se empiezan a hinchar, o notas un pequeño bulto en alguna encía, ¡llámanos enseguida! Son signos habituales de la presencia de un absceso (infección) y es muy importante atenderla de inmediato para tratar de evitar que empeore.

Diente roto o astillado

Si te astillas o te rompes un diente, es de vital importancia que acudas a la consulta lo antes posible. Una vez que un diente se rompe, es muy susceptible de volverse a romper, lo cual te costará más dinero y generará más molestias.

Pérdida de empaste o corona

Si sufres molestias porque se te ha caído un empaste o una corona, puedes aplicar aceite de clavo (disponible en farmacias o tiendas de alimentación) como solución temporal. ¡No te olvides de traer a la consulta el empaste o corona que se te ha caído!

Diente caído o suelto

El tiempo es esencial cuando un diente se cae o queda suelto. Acudir al dentista rápidamente (entre 30 y 60 minutos) puede marcar la diferencia entre salvar o perder el diente. Es importante no tocar la raíz del diente y manipularlo con cuidado. Lava con agua el diente avulsionado y colócalo en un recipiente con leche (la mejor opción) o agua salada (si no hay leche disponible).

Mordedura de lengua o labio

Los pequeños cortes suelen sanar por sí mismos, pero si tienes una herida grande o sangras mucho, debes acudir lo antes posible a un servicio de emergencias. La aplicación de compresas frías y enjuagues de agua salada puede acelerar el proceso de curación.

Quemadura del paladar

Comer alimentos muy calientes (como una pizza recién sacada del horno) puede provocar quemaduras en el paladar. Aunque son molestas, estas llagas curan por sí solas. Para aliviar un poco el malestar puedes hacer enjuagues con agua salada y aplicar anestésicos locales (como Oragel). Si sigues notando molestias al cabo de 10 días, acude al dentista.

Request Appointment